viernes, 2 de octubre de 2009

Un paseo por Aysén, plena Patagonia chilena



¿No lo creo si no lo veo?
ESTOS MAPAS NO MIENTEN


video

Encontramos este video en la web, bastante interesante, el cual nos resume superficialmente la perdida de la Patagonia, dejándola a manos argentinas…

TE INVITAMOS A VERLO!




¿Qué es la Patagonia?

La Patagonia es una región geográfica ubicada en la parte más austral del Cono Sur, en Sudamérica. Abarca territorios en Argentina y Chile, separados ambos principalmente por la Cordillera de los Andes.

No existe un consenso generalizado sobre los límites de la región patagónica; en Argentina es habitual considerar como pertenecientes geográficamente a la Patagonia a todos los territorios al sur de los ríos Colorado y Barrancas. Políticamente existe la Región Patagónica que abarca además a la Provincia de la Pampa. En Chile es tradicional y de mayor consenso considerar como patagónicos a los territorios que se extienden al sur de la boca del seno y fiordo de Reloncaví, el río Petrohué, el lago Todos los Santos y el cerro Tronador (sin incluir el archipiélago de Chiloé). Dentro del territorio patagónico se incluye la Isla Grande de Tierra del Fuego y el archipiélago cercano a él hasta el Cabo de Hornos.

La Patagonia se subdivide a su vez en dos zonas, conocidas como Patagonia Occidental o chilena y Patagonia Oriental o argentina. En parte de esta zona la Cordillera de los Andes es el límite entre Chile y Argentina. Sin embargo, ambos lados de la cordillera presentan características notoriamente diferentes.


Pero ¿A cuánto renunciamos?

En la guerra del Pacifico se tomó la decisión de por qué zona (con sus respectivos recursos) Chile iba a pelear para salir de la crisis económica por la que pasaba, al optar por la guerra contra Perú, Chile ganó de este conflicto el salitre, el cual terminó siendo explotado por los británicos y recién cuando el Estado chileno empezó a beneficiarse de verdad con sus ingresos, los alemanes inventan uno sintético mucho más efectivo.

Pésima desiciòn, el salitre nos duró poco, mientras los argentinos tuvieron buen ojo al reclamar la Patagonia, encontraron mucho gas natural (¡rayos!, ahí estaba la solución al problema actual) y riquezas ganaderas que hasta el día de hoy mantiene su economía

Aquí aparece mas detallado todo lo que Chile se perdió


  • RIQUEZAS MINERALES


Importante red de oleoductos, gasoductos, y poliductos, para trasladar estos combustibles y sus derivados desde las zonas de producción hacia las de mayor consumo dentro del país incluso exportándose a Chile.

Se explota carbón, en Río Turbio, hierro en Sierra Grande, turba en Tierra del Fuego, uranio en Chubut, existiendo proyectos de explotación de otros minerales, entre otros, oro y plata , en Cerro Vanguardia, Santa Cruz.

La Patagonia argentina, cuenta con una gran riqueza mineral. En su subsuelo encontramos petróleo, gas, carbón, oro plata, plomo, etc.

Las reservas establecidas para la cuenca Neuquina alcanzan en la provincia a un 12% del total nacional.

La actividad minera cuenta como principal riqueza el petróleo, cuya zona de explotación mas notable es la de Comodoro Rivadavia, encontrándose yacimientos de este combustible y de gas en Neuquen, Plaza Huincul, Río Negro...

La explotación de combustibles privilegia la del gas, realizada mediante gasoductos como el GasAndes, que transporta el fluido desde el Yacimiento Loma de la Lata en Neuquen hasta San Bernardo en las afueras de Santiago de Chile, con prolongación a Valparaíso.

Conteniendo casi el 70% de las reservas totales de gas, la cuenca neuquina se ubica en el primer lugar del país, siendo los principales yacimientos loma de la Lata, Sierra Barrosa y Centenario. Aunque una parte de las exigencias gasíferas todavía se ventean, la temprana construcción de gasoductos permite proveer de este fluido a la costa atlántica, al litoral industrial y con el Gasoducto Centro Oeste que parte desde La Lata a la zona cuyana y a las provincias de San Luis, Córdoba y Santa Fe.


POTENCIAL HIDROELÉCTRICO


Trece De las cuencas pluviales mas importantes del mundo, se ubican en el sur del continente, desde San Martín de los Andes hasta la Xa. Región en Chile.

Agua Salada

97,5

Agua Dulce

2,5

Glaciares y Nieves Perpetuas

68,9

Agua Dulce Subterránea

28,9

Lagos y Ríos

0,3


GANADERÍA Y PESCA


La cría de ganado ovino constituye uno de los principales recursos económicos

porque se adapta a los rigores climáticos, por estar protegidos con su espesa capa de lana, y a los pastos duros con los que se alimenta.

Podemos nombrar razas como la Corriedale, para carne y lana, encontrándose también Merino Argentino y Merino Australiano, grandes productores de lana.

En Santa Cruz es muy importante esta actividad ganadera, en Río Negro los rendimientos lanares no son definitivamente altos por lo que se procura intensificar la cría de ganado vacuno, y en Neuquen no se encuentra muy desarrollada.

Una riqueza incalculable es la ictícola, fuente de ingreso en la economía nacional. Abundan el pejerrey, anchoitas, el abadejo, langostino, camarones, merluza, centolla, crustáceos, como importantes extensiones de algas, también se pesca el surimi ,que mediante un proceso se transforma en kani kama.

Cómo la argentina logró forzar a Chile a entregar la Patagonia en 1881 Bases del Uti Possidetis:


Breve repaso por las fronteras coloniales de Chile y Argentina.

Hasta 1810 la base de la soberanía de cada República en la América emancipada era el principio de Uti Posidetis Juris, es decir, que poseería el mismo territorio que le correspondía desde la colonia y al momento de la independencia de 1810. Esto significa que la República de Chile debía poseer lo mismo que la gobernación de la capitanía de Chile, y la de Argentina lo mismo que el virreinato de la plata o de buenos aires. Aquí veremos cuales son los fundamentos de estos derechos históricos que comenzarían a ser atropellados sistemáticamente hasta nuestros días, volviendo ya incompatible el Uti Possidetis Juris de 1810 entre ambos países con la actual situación de fronteras y limites vigentes (seguir leyendo).

La campaña propagandística y diplomática del expansionismo argentino sobre la Patagonia, vino con la estrategia de aparentar ante las autoridades chilenas una disposición al diálogo, mientras preparaban secretamente alianzas y ofensivas estratégicas que estuvieron al borde de concretarse con consecuencias bélicas luego de la ocupación de santa cruz por la escuadra argentina y después la famosa "expedición del desierto", ordenada por el general Julio Roca. Aprovechando la compleja situación militar en la que se encontraba Chile en la guerra del pacífico por el norte, la Argentina logró imponer la firma del tratado de 1881, consiguiendo incorporar a su territorio cerca de un millón de kilómetros cuadrados de superficie patagónica que, por derechos jurídicos e históricos, correspondían enteramente a chile.

La historia de las ocho entregas de territorio chileno a la argentina entre los años 1881 y 1998:


Todo empezó cuando argentina abrió un debate sobre la posesión de la Patagonia, tras la fundación del fuerte Bulnes por parte de chile, en 1843... Hasta hoy, las ocho entregas de territorio se debieron no solo al oportunismo contextual de las autoridades platenses, sino principalmente a la nefasta acción de los entreguistas chilenos, que no ven valor alguno en el territorio como para defenderlo o luchar por el (teoría de los "pedacitos mas, pedacitos menos").
Entregas
Durante nuestro período independiente, Chile ha seguido una denigrante política de límites con Argentina, que ha desembocado en la entrega gratuita de un millón 264 mil kilómetros cuadrados a nuestros vecinos del este, en seis entregas, cuyos conflictos han sido siempre originados en Argentina. Política entreguista de límites por desidia y desconocimiento que, desgraciadamente, se ha mantenido hasta hoy. El primer gran enemigo de ese tratado fue un chileno, don José Victorino Lastarria, quien al dirigirse e 1865 a Buenos Aires como Ministro Plenipotenciario a cargo de obtener la adhesión de Argentina a Chile para combatir la ocupación de parte de España de las Islas Chinchas en el Perú, llevó además la misión de negociar los límites con Argentina, ya que esta nación desconocía los derechos de Chile en la Patagonia, consagrados en el tratado de 1856.


Lastarria, que debía defender nuestros derechos, declaró en Buenos Aires que a Chile no le correspondía pretender soberanía en dicha región y negó enfáticamente la legitimidad de nuestros títulos de dominio sobre la Patagonia, sosteniendo además que la posesión de ese territorio era inútil.

Con la intervención de Lastarria comenzó la cadena de errores, omisiones, indolencia y actitudes entreguistas de Chile en sus relaciones con la República Argentina; y hasta el día de hoy, el país vecino ha encontrado buenos defensores de sus intereses entre nuestros compatriotas.


1.- Primera entrega: tratado de límites de 1881, mediante el cual Chile entregó la Patagonia y parte de Tierra del Fuego, vulnerando así lo consagrado por el tratado de 1856 (límites existentes en 1810), dejando cortada la vía terrestre chilena entre Puerto Montt y Punta Arenas y perdiendo Chile su litoral atlántico.


2.- Segunda entrega: 1892; se desplaza hacia el oeste y sin justificación el meridiano establecido por el tratado de 1881 en el cabo Espíritu Santo de Tierra del Fuego, por intervención personal de don Diego Barros Arana. Este desplazamiento de 2' 38,5'' hacia el oeste del meridiano significó para Chile una pérdida de aproximadamente 620 kilómetros cuadrados.


3.- Tercera entrega: 1899, Puna de Atacama. Por fallo de mediadores, Chile perdió arbitrariamente la mayor parte de la Puna de Atacama que le pertenecía.


4.- Cuarta entrega: Laudo Arbitral de 1902. Chile pierde ricos valles cordilleranos que le pertenecían en conformidad al tratado de 1881, ubicados al poniente de la línea divisoria de aguas. En este caso, se perdió aproximadamente 40.000 km2 de territorio; y esta decisión fue tomada por S. M. Eduardo VII de Inglaterra, teniendo en consideración que Argentina había instalado en esos valles tres asentamientos de colonos (hechos consumados).


5.- Quinta entrega: Laudo Arbitral de 1966. Este laudo vulnera a su vez lo estipulado en el tratado de 1881 y adolece de los mismos vicios del tratado de 1902, al conceder a Argentina los ricos valles comprendidos entre los ríos Encuentro y Engaño, ubicados en Alto Palena.


6.- Sexta entrega. Tratado de Paz y Amistad de 1885. Chile pierde un extenso territorio marítimo ubicado al este de los Archipiélagos de las Islas Wollaston y Hermite y al sur y S.E. del Cabo de Hornos. Entrega además soberanía en los canales fueguinos occidentales, que son aguas interiores, al tener que aceptar la navegación de buques de guerra argentinos, con la salvedad de que esto debe ejecutarse con prácticos chilenos. En esa oportunidad, Chile entregó además la proyección hacia el Atlántico que le correspondía en la boca oriental del Estrecho de Magallanes. Argentina impuso en esa mediación un nuevo principio inexistente hasta entonces en los tratados conocidos: el "principio bioceánico", que ya había sido rechazado en los alegatos del Laudo Arbitral del Canal Beagle. En vista del desconocimiento, indolencia y falta de decisión de los involucrados para defender nuestro territorio, Chile, por primera vez, debe aplazar la decisión para hacer respetar los Tratados, Actas, Protocolos y Laudos, definitivamente consagrados, hasta que dejen actuar a Chilenos patriotas, capaces, conocedores y decididos.




El argumento de estos historiadores argentinos sobre la limitación del territorio nacional, descrito en las primeras constituciones de Chile independiente, fue completamente desvirtuado en el siglo pasado por nuestros historiadores Diego Barros Arana y Adolfo Ibáñez, ya que la Constitución es una ley interna del país y los territorios no se pierden por leyes locales. Argentina pedía la misma línea pegada al Pacífico que presentó en 1991, de manera que ahora presenta como territorio "en litigio" lo que ganó en 1902, o sea, la frontera actual más su antigua aspiración.



CAMPOS DE HIELO SUR Ambos gobiernos han efectuado un trazado que es negativo para los intereses de Chile. En primer lugar, se ha establecido un límite norte que penetra profundamente hacia el oeste a partir del monte Fitz Roy, quedando su vértice a 35 kms. de este hito. Sin duda que este trazado constituye para los árbitros una invitación para conceder a Argentina los territorios que actualmente ocupan fuerzas de Gendarmería en Laguna del Desierto, debido a la proyección que tiene hacia dicha zona este trazado fronterizo. El trazado de la línea fronteriza pasa a menos de 7 kilómetros del seno Andrew, perteneciente al fiordo Asia; y en la parte sur de los Campos de Hielo pasa a menos de 4 kilómetros del fiordo El Calvo, lo que dejará a nuestro país cortado en dos y a Argentina en la ribera del Pacífico, pues los hielos continentales van disminuyendo con el transcurso del tiempo. Cabe señalar además, que el cerro Torres del Paine está situado al oriente del fiordo El Calvo, con lo que eventualmente correría peligro nuestra soberanía en dicho lugar.